Trastorno dismórfico muscular, es el intento de una persona por tener un cuerpo absolutamente musculado, desarrollado y voluminoso por el miedo a parecer débil. El ejercicio físico se convierte en obsesión. Muestran gran preocupación por la imagen corporal que ofrecen a los demás, llegando a perjudicarse socialmente por ejercitar horas la musculatura, ya que se ven delgados y débiles. 

Se dan principalmente en hombres.

SÍNTOMAS

  • Distorsión de la imagen corporal
  • Preocupación excesiva por la dieta baja en grasas y carbohidratos y más proteínas.
  • Obsesión por el ejercicio
  • Pesarse varias veces al día
  • Consumo de anabolizantes, para potenciar la musculatura
  • Emplear más de 6 horas de ejercicio
  • Pensamientos obsesivos por la imagen corporal
  • Mirarse constantemente al espejo