La Bulimia Nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria (TCA) que se caracteriza principalmente por  la presencia de atracones recurrentes caracterizados por una sensación de pérdida de control sobre la ingesta de grandes cantidades de alimento y por la presencia de posteriores conductas compensatorias inapropiadas de manera repetida con el fin de no ganar peso, como la provocación del vómito, uso excesivo de laxantes, diuréticos u otros fármacos, ayuno y/o ejercicio excesivo.

Podemos hablar de diferentes tipos de Bulimia en función de sus principales manifestaciones conductuales:

Bulimia tipo purgativo: Durante el episodio de  Bulimia, el enfermo se provoca regularmente el vómito o usa laxantes o diuréticos en exceso.

Bulimia tipo no purgativo: Durante el episodio de Bulimia, el enfermo emplea otras conductas compensatorias inapropiadas, como el ayuno o el ejercicio intenso, pero no recurre al vómito ni a otro tipo de purgas.

Cuando hablamos de Bulimia, o de cualquier trastorno de la Alimentación en general, nos referimos a enfermedades con repercusiones tanto a nivel fisiológico como mental y conductual. Algunas de las características o señales de alarma a tener en cuenta más frecuentes y significativas son las siguientes:

SÍNTOMAS

    • Frecuentes y largas visitas al WC después de comer con diferentes excusas cuando le preguntan la familia o los amigos. Suele poner música, abrir grifos, haciendo mucho ruido.
    • Desaparición de comida de la despensa.
    • Restos de comida o de envoltorios en la habitación.Fluctuaciones de peso muy rápidas.
    • Gastos de dinero sin justificación. Pueden incluso llegar a sustraer dinero.
    • Sospecha de vómitos. Restos de vómitos en el inodoro, pueden llegar a ocultarlos en bolsas de plástico, servilletas,… Argumentan que la comida les sienta mal o que no se encuentran bien con frecuencia.
    • Aumento en el consumo de agua.
    • Descubrimiento de laxantes, diuréticos o pastillas adelgazantes.
    • Aumento de la fatiga o aparición de mareos o calambres. Presencia de caída de pelo, diarreas y/o ganas de orinar frecuentes.
    • Callosidad en el dorso de la mano producida por la erosión dentaria debida a los vómitos continuos.
    • Pérdida de esmalte dental.
    • Dificultades de concentración y disminución del rendimiento: disminuye el rendimiento académico y en el área laboral se inician o aumentan las bajas laborales.
    • Al principio la persona sale mucho y conforme evoluciona el trastorno aumenta el aislamiento, aprovechando los momentos de soledad para fomentar las conductas patológicas.
    • Algunas personas presentan otras alteraciones impulsivas como: conductas auto lesivas, abuso de sustancias y/o promiscuidad.